top of page

Como crear un ambiente para naturalizarse/ 3 pasos para crear un espacio doméstico saludable

En la primera infancia de mis hijos decidí vivir en las afueras de la ciudad y esto posibilitó que mis hijos crecieran en un entorno donde había menos casas, más árboles y más áreas al aire libre para jugar, pudimos experimentar el efecto del aire más puro, más sonidos limpios de aves y bichos, el vaivén del viento sobre los árboles y disfrutar del paisaje cotidiano en infinidad de gamas de verdes, más luminosos y frescos. Estas vivencias influenciaron nuestra cotidianidad como por ejemplo; en la calidad del sueño, el que se hizo más placentero y provocativo en especial para mis hijos que cotidianamente hacían resistencia a la hora de acostarse, pasaban más tiempo jugando bajo el sol, corriendo y disfrutando del viento. Cada uno de estos elementos naturales aportó para que el ambiente fuera realmente acogedor Y los niños crecieran más saludables.


Lo cierto es que el espacio doméstico que es el caparazón y la extensión del ser biológico, hoy en día a causa de innumerables circunstancias, ha dejado de ser y existir en ambientes naturales, esto ha traído como consecuencia la desconexión orgánica e innata que tenemos las personas con la naturaleza. Y es una prioridad restablecer esta conexión, ya que vivir vinculados estrechamente con los elementos naturales posibilita una existencia con mayor bienestar tanto físico como mental.




3 / pasos sencillos con los que un espacio se ve y se siente natural, fresco y armonioso.


1- Instalar una pared viva



Pared viva o como también se le llama jardín interior vertical. Instalada al interior de los espacios tiene muchos beneficios: además del aspecto visual atractivo, agradable y fresco que le otorga al ambiente lo más importante es que cumple la función de renovador natural, purifica y humidifica el aire, gracias a su vegetación, que la hace ser un sistema natural de filtración capaz de absorber porcentajes altos del formaldehído y otras sustancias tóxicas que se acumulan en el ambiente.





2-Fuente de agua

Según el Feng Shui que promueve el beneficio de los elementos naturales dentro de los ambientes domésticos apunta que utilizar el agua para ambientar es una clave poderosa pues es la "energía en movimiento" capaz de potenciar la calidad del aire, al mismo tiempo que el sonido bien logrado de una fuente para muchas personas tiene un efecto calmante. En el patio, terraza, área social y de juego, pasillo y recibidor una fuente de agua es muy buena idea sobre todo si se trata de lugares que acumulan calor pues estas tienen la propiedad de refrescar lo que está a su alrededor. Lo ideal es que la fuente tenga agua en movimiento y que esta permanezca limpia para que su efecto de purificación sea eficiente. No solo es de gran ayuda en espacios domésticos, en espacios de oficina o en el patio de la escuela es un elemento sanador a la vez que hace que el ambiente luzca naturalizado agradable y atractivo.



Explica Carolyn Daher, coordinadora de la Iniciativa de Planificación Urbana, Medio Ambiente y Salud del ISGlobal, afirma que tener contacto con la naturaleza tiene múltiples beneficios a lo largo de la vida. “Tenemos evidencias científicas de que los niños que juegan en la naturaleza tienen de adultos una mejor salud mental y una mejor salud física a todos los niveles”.


3- Alfombrillas de Tierra, hierba

o arena

Hoy en día encontrar un espacio doméstico con un patio o una terraza libres de concreto es bastante escaso, pues los requerimientos de construcción para multiplicar la vivienda han llevado las áreas al aire libre a que se reduzcan a su mínima expresión.

Sin embargo, desde el diseño es posible encontrar soluciones e ideas para no privarse del disfrute con el contacto de elementos naturales. Por ejemplo; la práctica tan saludable "El Grounding", o también llamado Earthing poner los pies descalzos sobre tierra, hierba o arena puede hacerse si se disponen algunas jardineras bajas y anchas en las que sea posible crear alfombrillas naturales.

Esta práctica es simplemente entrar en contacto con la energía de la tierra a través de los pies y manos un hábito que se ha perdido, pero que es de vital importancia para liberarse de cargas energéticas y eléctricas mejorando la calidad del sueño, el estado de ánimo y aumentando el nivel de energía para mantenernos más sanos.



MÁS SOBRE ESTE TEMA




Comments


bottom of page