top of page

"Menos es más" 6 beneficios de crecer en espacios minimalistas...

Lo que más necesitan los niños y niñas, son ambientes sin agobios y serenos, habitados con adultos que les prestan atención, respeto y cariño, espacios para más momentos de calidad, con mucho juego y diversión.

Fotografía Pexels

Muchas personas creen, que los niños y niñas necesitan muchas cosas, que hay que darles de todo, abastecerlos de muebles, juguetes, y espacios llenos con múltiples opciones para subsanar sus carencias afectivas, para que se entretengan ellos mismos y no pasen aburridos, para que aprendan más y no molesten a los adultos.


Educando a mis dos hijos, comprendí que los infantes tienen prioridades: encontrar momentos y espacios para descubrir, ser aventureros, explorar, crear y sencillamente poder abastecer de manera digna sus necesidades básicas, contando con las cosas esenciales para desempeñarse con facilidad y aprender, "Se trata de crecer como infante rico en experiencias y no en cosas materiales"


Ofrecerle a los infantes

espacios sencillos y apacibles:

Pero desenvolverse con lo esencial implica tener espacios más vacíos que llenos, libres de agobios, sin muebles por todos lados, ni saturación de juguetes, implica crear áreas sosegadas y entornos apacibles; lugares donde se pueda pensar, reflexionar y reposar, que en algunos momentos se pueda solo contemplar y descansar, pero también experimentar largas jornadas de tareas cotidianas y juego.


Probablemente, habitando con niños y niñas, no tenemos en mente lugares sencillos, con pocas cosas, pues parece ser que el concepto de niñez trae consigo el tener ambientes saturados, extra coloridos, poco sofisticados,"espacios poco personales".Parece una misión imposible de los adultos dar los pasos necesarios para deshacerse de conceptos erróneos sobre el adquirir tantas cosas para los infantes y más difícil aún parece decidir seguir el camino del estilo minimalista que aporta realmente beneficios para el desarrollo infantil.


La frase "Menos es más" del arquitecto Ludwig Mies van der Rohe, significa reducir algo a los elementos esenciales, usar Materiales, formas, colores simples pero contundentes. El minimalismo, una tendencia mundial también aplicada a la creación de espacios implica crear ambientes naturales, frescos,amplios que convergen en la comodidad,la elegancia y la sofisticación y a la larga en poder sentir Frescura y libertad en el ambiente.


"El minimalismo"

¡Un estilo para comprender!

Puede ser que el concepto del minimalismo, sea entendido a primera vista como algo simple, sin atractivos, y se considere como una carencia de recursos, falta de aspiraciones, sin estética o se confunda con un estilo “aburrido”. Muchas personas creen que, por tener más, mostrar más, mejor van a vivir. Sin embargo, no hay sensación más agradable y beneficiosa que la de vivir en un espacio despejado que luce sereno, bien organizado, libre y cogedor, renovado sin tanto “chéchere”insignificante.


Apostarle

a lo esencial:

Los lugares minimalistas donde habitan niños y niñas también se desordenan, se ensucian, son estridentes por momentos, pero son versátiles y ofrecen la posibilidad de ponerse en orden de manera fácil y rápida.Lo más encantador es que son espacios vestidos con lo esencial, se pueden transformar y crear en ellos con más frecuencia nuevos ambientes, sin afectar la vida familiar.Por el contrario, aplicar ideas prácticas de minimalismo, amplía el abanico de posibilidades para usarse mejor y de múltiples maneras el espacio.


Beneficios de crecer en espacios minimalistas


1.-Vivir con libertad:

  • Habitar un espacio despejado aumenta la sensación de libertad, posibilita que los niños y niñas tengan más áreas para jugar y moverse sin dificultad. Los excesos de cosas, incluyendo los juguetes, ropa, libros, etc.generan además menos espacio para usarlos y exigen más tiempo y lugar para guardarlos.

Fotografía Pexels


2.-Habitar en ambientes adaptables:

  • El minimalismo posibilita adaptar los espacios de manera fácil y práctica a los cambios de crecimiento infantil, permite ajustar los ambientes a las dimensiones corporales, gustos y actividades de los niños y niñas, sin tener que hacer grandes inversiones constantemente, ayuda para que estos crezcan y se sientan muy a gusto, con mayor aprecio y empoderamiento de su espacio y de sus cosas.

3.-Comprar para las necesidades reales:

  • Crecer en espacios minimalistas ayuda a desarrollar la conciencia de que no es necesario tener de todo, fortalece el hábito de limitar las compras innecesarias y generalmente impulsivas, ayuda para razonar en lo que realmente necesitamos para vivir cómodamente. No comprar para llenar vacíos y ser coherente en adquirir cosas para abastecer las necesidades reales.

4.-Habitar con menos contaminación:

  • El minimalismo invita a cuidar el entorno y el planeta, promueve acciones como; reducir, reutilizar y reciclar. Motiva a la conciencia de que tener menos cosas es generar menos basura y menos contaminación.Es importante que los niños y niñas aprendan a aprovechar las cosas, dándoles diferentes usos, que comprendan que no es necesario tener varias cosas para la misma función, y que sean capaces de desarrollar creatividad para reparar objetos dañados.

5.-Mayor concentración y aprecio por lo que se tiene:

  • Cunado se está rodeado de muchos objetos, el ojo se distrae llevando los pensamientos a dispersiones. La libertad visual, al percibir un espacio despejado y ordenado, favorece la inspiración y la concentración. Cuando los niños y niñas tienen menos juguetes, se entretienen más y se motivan ellos mismos para ser más creativos.Los infantes que crecen en espacios minimalistas aprenden a valorar lo que tienen.

Fotografía Pexels

6.-Invertir el tiempo en lo realmente importante:

  • Ordenar un espacio y mantener cada cosa en su lugar implica invertir tiempo, por lo tanto, cuanto más cosas se tienen, más tiempo se necesita para arreglar y cuidar.Planear, salir a comprar cosas y luego ubicarlas en el espacio es divertido si no son actividades de rutina, Vale la pena enseñarle a los niños y niñas a dejar a un lado el hábito de invertir tanto tiempo comprando cosas innecesarias, y decidir junto a ellos practicar el minimalismo que regala más tiempo para el buen ocio y ayuda para ser conscientes de que no hay que tener de todo.


7.-Motivación y autonomía:

  • Cuando un espacio es minimalista y está despejado es mucho más fácil para los niños y niñas comprender el orden, ellos entienden de manera natural que cada cosa tiene su lugar, esto ayuda para que la convivencia con las personas adultas sea más serena y refrescante, pues no será necesario el uso de regaños y exigencias que mortifican a los infantes para que cuiden y ayuden a mantener en buen estado el espacio, el minimalismo motiva la dinámica y la autonomía para organizar.

Fotografía Pexels

Soluciones y maneras eficientes para organizar los espacios y ajustarlos a la vida cotidiana.


¿QUIERES AYUDA PARA ORGANIZAR TU ESPACIO?


  • Enseñamos métodos organizativos, para mejorar la funcionalidad

de los espacios y embellecer los ambientes.


  • Asesoramos centros educativos, cuidadores y familias.

Y. Adriana Sánchez, diseñadora, interiorista, asesora para familias, maestros y proyectos. Consulta personalizada, Talleres y consultas presenciales en Colombia y California.



bottom of page