top of page

Los beneficios de la escuela naturalizada

Estudios científicos han demostrado que el crecimiento infantil en medio del contacto con la naturaleza aporta innumerables beneficios para la salud física y mental de los niños y niñas. Los centros escolares -donde los infantes pasan la mayor parte de su tiempo deben de estar liberados de patios de cemento rígidos, fríos y artificiales y, por el contrario, rodearlos y dotarlos de elementos naturales vivos.


Pero no solamente la naturaleza rodeando la escuela al aire libre sino que es clave que habite al interior en los espacios como; las aulas, pasillos y otros espacios de interacción cotidiana.

Según Mamen Artero Borruel, miembro del colectivo de arquitectos El Globus Vermell, afirma que “Con la naturalización de los patios se pretende transformar el patio de la escuela en un jardín, en un parque. En un espacio rico en texturas, sombras, y lugares para estar, hablar, jugar, soñar…

Desempeñándose en medio de la naturaleza los niños y las niñas encuentran más oportunidades para explorar, redescubrir el mundo, adquirir conciencia ambiental, desarrollar más autonomía y adquirir aprendizajes diversos, pero también tienen beneficios que les representa una mejor salud. "Naturalizar la escuela es una inversión en bienestar físico y mental".
. La calidad del aire mejora reduciendo el riesgo de algunas enfermedades neumológicas.
. Los elementos naturales son estimulantes para los sentidos.
En medio de la naturaleza los niños y las niñas amplían la capacidad de observación, razonamiento y análisis.
. El ambiente rodeado de naturaleza puede funcionar como un mecanismo para disminuir el ruido.

Jugar al aire libre

Los patios escolares son espacios vitales, una oportunidad que no se puede dejar pasar por desapercibida:

Es indudable que el juego al aire libre es una de las actividades más beneficiosas para los niños y niñas, entre muchos beneficios está, que ellos pueden percibir la realidad cambiante de la naturaleza. Estos espacios pueden ser pensados como mundos silvestres donde haya múltiples posibilidades de interacción, no solo jugar a la pelota y en el balancín, sino también saltar, esconderse, mirar a través de... Reposar y explorar.
Aunque por ejemplo se cree que tener un estanque de agua, troncos de árboles y arena en un patio escolar representan peligros para los infantes, también es posible creer que los niños y las niñas son seres experimentales que encuentran la manera natural de limitarse y que también aprenden a protegerse y a usar los elementos. Con un buen acompañamiento estos elementos en el patio no son más que riesgos saludables estimulantes.

El programa Educar Hoy de Madrid España, formado por personas muy diversas, contando entre otros con el área de Medio Ambiente el área de Educación de Madrid, el colectivo Basurama y educadoras de varias escuelas infantiles, ha lanzado después de dos años de trabajo la guía de Patios silvestres con el objetivo de ser un modelo a seguir en la construcción y la adaptación de las zonas exteriores de las futuras escuelas infantiles, así como ser una herramienta técnica y teórica para poder mejorar y transformar las ya existentes.

Fotografía de Esneyder Gutiérrez para el TIEMPO Medellín


En Medellín (Colombia) los jardines infantiles de calidad inscritos al programa educativo "Buen comienzo" para la infancia están implementando las huertas y los patios verdes transformándolos en áreas naturalizadas conectando el juego y el aprendizaje en espacios al aire libre. Una labor que ha dado como resultado centros infantiles más amenos y motivadores donde los niños y las niñas pasan sus días en jornadas representativas para una mejor calidad de vida.

Naturalizar escuelas con espacios pequeños...


Es cierto que no todas las escuelas cuentan con las áreas y los recursos
las posibilidades de espacios amplios y tampoco con los recursos para transformar sus áreas en ambientes verdes y muchas veces tampoco tienen un patio para el juego al aire libre.
La buena noticia es que Existen herramientas prácticas que posibilitan dar inicio a la naturalización de la escuela.

1. Introducir plantas en las aulas: pueden ser en macetas bajas estilo jardineras o simplemente en macetas individuales plantas altas que acompañan, refresquen y alegren el espacio.

2. Crear rocallas en distintos espacios; corredor, pasillo, rincones donde se ubiquen plantas rastreras, bajas, colgantes del techo, a piso, enredaderas de ventana entre otras.

3. Los muros o paredes verdes que pueden ser instaladas en la ludoteca, biblioteca, comedor, salas de experimentación entre otras.
4. Espejo y fuente de agua con posibilidad de desplazarse y ubicarse en distintas estaciones para generar ambientes distintos.
5. Originar ambientes o micro atmosferas con troncos de árboles, piedra, arena, tierra y especies de plantas adecuadas para espacios interiores.
6. Diseñar una huerta en contenedores móviles, para sembrar plantas de hoja y especias que además de ambientar los espacios son elementos conectados a actividades pedagógicas muy satisfactorias.
Hace varios años me dedico a diseñar y organizar espacios como; aulas, ludotecas y otros lugares para interacción infantil. En mi trabajo siempre incluyo la naturalización porque sé que es la mejor manera de vitalizar un espacio, los elementos naturales vivos son eso "vida" protegen, inspiran y motiva


Obtén más información sobre mis servicios


Regálame un comentario y a comparte tu experiencia o tus inquietudes si ya has naturalizado un espacio escolar.




bottom of page