top of page

La música, poderosa, para niños y niñas

Mientras crecen y se desarrollan, Los niños y las niñas, experimentan distintos lenguajes artísticos, entre esos "la música"... Crecen, invadidos, por géneros musicales, líderes de escenarios, y en general múltiples manifestaciones culturales.


Música ligera

Con letras y ritmos en inmediatismos que han dado lugar a la "música ligera" respondiendo al mismo ritmo ligero de la vida actual, la música que hoy en día disfrutan los infantes suelen ser composiciones ajenas a la creatividad infantil. Los niños y niñas son atraídos y convertidos en seguidores fieles, muy pocos se transforman en protagonistas musicales, por su propia experiencia, las oportunidades para educar el oído, refinar el gusto musical, crear y transformar desde su propia autoría, se han ido esfumando a causa de una sociedad menos consciente del verdadero significado y de los beneficios de la música, como proceso para crecer y desarrollarse sano.


Las habilidades musicales, con estilo propio, genuino y auténtico, suelen florecer cuando, en el desarrollo infantil, la educación musical es prioridad. En la infancia se disfruta de la música, es un deleite, tocar un instrumento, sentirlo y escuchar las propias creaciones.


El Dr. Suzuki,violinista, educador, filósofo y filántropo, dedicó su vida al desarrollo del método que el mismo llamó " Educación del Talento".Su meta no era solamente hacer de los niños y niñas músicos profesionales, sino también ayudarles a crecer siendo seres amables, más humanos , desarrollando el caracter a través del estudio de la música.

Disciplina y constancia

Crecer inmerso en el aprendizaje musical, la disciplina y constancia que este exige, como por ejemplo; dominar un instrumento, perfeccionar un ritmo, lograr equilibrio corporal, desarrollar el sentido del ritmo, educar el oído e.t.c..., no solo son aspectos que benefician el aprendizaje musical concretamente, tienen influencia positiva y de alto valor en el desarrollo de otros aspectos intelectuales, cognitivos, sensoriales y motrices.


Suzuki enseño que un infante que “oye mucho y bien”, que sabe escuchar y discriminar entre distintos sonidos y tonos, capta mejor los mensajes en la escuela, aprende con más facilidad y llegará a dominar su idioma antes que los niños no educados musicalmente. También asegura que muchos de los infantes que se denominan “torpes o lentos” sólo tienen dificultades de audición, y al superar este problema, mejoran rápidamente.


La música poderosa para los niños y niñas

Los niños y niñas, como seres de vibración, necesitan de la música para alentarse, sentirse vivos, alegres y entusiasmados. Introducida de la manera correcta en distintos momentos de la cotidianidad, la música tiene el poder de sanar, transformar el pensamiento y armonizar distintas dimensiones de la existencia.


Iniciar a los niños y niñas desde temprana edad en la práctica musical, es abrirles la puerta a mayores y mejores oportunidades para fortalecer en ellos aprendizajes y mejorar:

  • La capacidad de concentrarse y escuchar

  • Capacidad de expresarse y manifestarse con autoestima

  • Desarrollar criterio y discernimiento

  • Desarrollar actitud responsable, disciplinada y perseverante

  • socializar

  • Amar la vida

Cuatro factores que favorecen

el buen desarrollo musical infantil

1. Motivación:

Ayudarles en el reconocimiento del beneficio de la práctica musical, alentarlos, sin hostigarlos, desde la motivación positiva, sin imposiciones que generen agresividad y rechazo por el hábito de aprender.


2. Respeto:

Respetar tanto la elección del instrumento que el niño o la niña haga, así como valorar el género musical que les atraiga, no se trata de imponerles gustos ni tendencias, se trata de guiarlos desde la comprensión de que todos somos distintos con gustos y preferencias diversas.


3-Aceptación:

Aceptar el ritmo individual de aprendizaje de cada niño y niña, las habilidades y destrezas que en su momento no cumplan con las expectativas, ayudarles en la identificación de fortalezas para descubrir habilidades.


3. Apoyo:

Buscar para ellos alternativas que les favorezcan, centros de aprendizaje, maestros programas y eventos. Alentarlos en el momento de la frustración, ayudándoles a comprender que no se trata de ser el mejor, sino de "ser cada vez mejor", hacerlo bien, poniendo todo de su parte, para disfrutarlo.




bottom of page