top of page

Ideas perfectas, para que los niños y niñas aprendan a organizar los espacios...


Tanto para adultos como para niños y niñas, los espacios caóticos, desordenados; desconcentran, desmotivan y producen intranquilidad.En las distintas etapas de desarrollo, los infantes necesitan habitar en espacios ordenados, esta es una buena manera de que ellos comprendan su ambiente y las cosas externas que les rodean, crezcan con sentido de pertenencia y desarrollen habilidades para cuidar su mundo.


En mi experiencia, preparando lugares para el juego y el aprendizaje infantil, me he dado cuenta de que los niños y niñas hacen buen uso del espacio, lo cuidan y se sienten motivados a ordenar, dependiendo de:la configuración y distribución del espacio, la cantidad de objetos que les rodean y tienen a su disposición y el tipo de mobiliario que les faciliten desarrollar métodos organizativos para guardar, y clasificar.


Los niños y niñas responden positivamente ante el cuidado del espacio, aprenden a ordenar a su manera y a disfrutar de ese orden, si se les enseña y se les guía de manera positiva.


No se trata de que los espacios se perciban como ambientes aburridos, donde el orden es estricto, rígido, inflexible, donde nada se puede tocar, cambiar de lugar o abandonar, donde todo se hace siempre de la misma manera.Se trata de organizar los espacios para que la diversión no tenga límites, para que se encuentren oportunamente los juguetes y materiales y se pueda disfrutar plenamente de ellos, para moverse con libertad y sentir un ambiente despejado.


Ideas perfectas para que los niños y niñas aprendan a organizar los espacios:


1-Disponer áreas para establecer rutinas, acciones y actividades:

Los niños y niñas, pequeños, requieren que estén muy bien definidos los espacios donde realizar cada acción y actividad. Es importante que reconozcan que hay un lugar para hacer y colocar cada cosa: ropa, libros, juguetes, implementos de alimentación... siempre en el mismo sitio. Una buena labor del adulto, es crear áreas para rutinas y actividades determinadas, esto ayudará a que los infantes desarrollen el hábito de dejar las cosas en el sitio asignado, no importa el tamaño del área, lo que importa es que cada cosa y cada acción tenga un lugar disponible donde llevarse o donde realizarse.

2-Dejar áreas vacías, sin amontonar, ni saturar el ambiente:

Es refrescante que el espacio no esté atiborrado de mubles y objetos, cuando los niños y niñas juegan, generalmente crean un caos, sacan todo, exploran y al final se enganchan con pocos o un solo objeto, dejando a su paso todo tirado. Mantener algunas áreas libres de muebles y objetos permiten que ellos exploren y se diviertan en un ambiente que se torna despejado. Esas áreas vacías ayudan a que los niños y niñas identifiquen de una mejor manera lo que tienen y con lo que cuentan para desenvolverse, lo que los lleva a un uso más frecuente y de mejor provecho, a concentrarse y ser creativos, inventando y modificando según sus intereses. Cuando los niños y niñas están rodeados de menos cosas, aprenden a identificar lo que está fuera de lugar, lo que no les atrae, lo que no les interesa.

Zulema Hernandez,diseñadora grafica y maestra apunta que El minimalismo, aplicado al materialismo se refiere a reducir la cantidad de artículos, juguetes, ropa o muebles para vivir con menos cosas y con más espacio. Aplicado como filosofía de vida se refiere a adoptar la idea de que “menos es más”.

3-Implementar el uso de muebles y objetos organizadores:repisas, estantes, cajas, al alcance de los niños y niñas:

Para promover la visibilidad y el alcance de los elementos de juego y materiales artísticos dentro de ludotecas, talleres y aulas, diseñamos muebles bajos a la altura y proporción infantil, pensados para que sean accesibles y seguros para los niños y niñas y les faciliten empoderarse de los objetos que son de su interés y de los que ellos consideren necesarios para crear y jugar .Cada mueble lo creamos con compartimentos, en los que es posible instalar, bandejas, cajas, cestas y canastas para clasificar y mantener el orden, acceder libremente a los materiales y transportarlos de un lugar a otro con facilidad.Este método es una sencilla estrategia que hace que el ambiente sea un entorno estimulante para el uso y cuidado autónomo.


4-Rotar juguetes y materiales para lograr el justo equilibrio:

Muchas veces contamos con exceso de materiales y juguetes, en cantidades y tipologías que no son de uso frecuente y cotidiano, objetos que por varias razones no conviene exhibirlos ni disponerlos en determinados momentos. Lo ideal es que en un ambiente los objetos se puedan rotar y estén dispuestos en el justo equilibrio y para el uso adecuado, por esto resulta práctico tener áreas con muebles organizadores para almacenar, y limitar la visibilidad y el acceso infantil.Estos deben ser pensados como parte del diseño del espacio, pero de uso exclusivo para el adulto, quien sea quien dispone y elija que se usa y en qué momento. No exhibir todo con lo que se cuenta para crear y jugar, sacar y guardar, rotar objetos que van y vienen por temporadas, ayudan a promover el asombro y la capacidad de sorpresa, al encontrar los niños y niñas, nuevos objetos y elementos, que sé disponen al ritmo de etapas, actividades y ocasiones determinadas.


5-Clasificar y desprenderse de lo que no se usa o está averiado:

Tanto para adultos como para los niños y niñas, muchas veces cuesta desprenderse de pertenencias, siempre habrá un motivo para querer quedarse con las cosas, pero el desapego de juguetes y materiales que poco se usan o están averiados facilita la renovación, frescura y libertad de los espacios. Motivar a los infantes a desprenderse de manera amigable de las cosas que ya no les sirven, o que son de poco interés para ellos, es enseñarles a interactuar con lo que realmente necesitan .Puede ser que la motivación sea a compartir o a intercambiar cosas con otros, lo importante es que sea una acción periódica y en conjunto con los pequeños para que ellos aprendan a interiorizar que las cosas tienen una vida útil y un final. La compra y adquisición de materiales y juguetes debe ser razonable, ajustada a las necesidades reales que se van presentando, esta es otra muy buena manera de oxigenar el ambiente, y de contribuir a que los niños y niñas aprendan a organizar los espacios.



Soluciones y maneras eficientes para organizar los espacios y ajustarlos a la vida cotidiana.


¿QUIERES AYUDA PARA ORGANIZAR TU ESPACIO?

  • Enseñamos métodos organizativos, para mejorar la funcionalidad

de los espacios y embellecer los ambientes.

  • Asesoramos centros educativos, cuidadores y familias.

Y. Adriana Sánchez, diseñadora, interiorista, asesora para familias, maestros y proyectos. Consulta personalizada, Talleres y consultas presenciales en Colombia y California.

Comments


bottom of page